El GRAN PROBLEMA de millones de restaurantes

Alrededor de todo el mundo compartiendo un problema

12/04/2019

Esta es la historia de un dueño de restaurante en cualquier lugar del mundo.
 

Normalmente un dueño de un restaurante es un emprendedor nato, alguien con una capacidad especial para sobrevivir y abrirse camino en la vida creando un negocio propio. Muchos de estos negocios nacen de las ganas de ser INDEPENDIENTE y no tener un jefe.

Un mundo digital y globalizado es genial, todo es más fácil y todo es muy rápido. El mundo de la restauración con la llegada de internet ha sido uno de los sectores donde internet cambió rápidamente. Internet es muy útil para el comensal ya que rápidamente puede reservar una mesa o tener comida a domicilio en su casa.

Si quieres saber sobre cómo vender más, y gastar menos o NO NECESITAR plataformas recibe nuestro el Ebook, "Guía definitiva para LLENAR tu restaurante" (en estos momentos gratis).


Entonces.... ¿dónde está el problema?. Todo es genial.
El problema surge cuando la velocidad del cambio hace que el dueño de un restaurante, una persona que suele tener que gestionar cientos de cosas al mismo tiempo, necesita digitalizarse, necesita encontrar un buen programador para hacer una web con un sistema de reservas propio,  necesita construir bien una página web, necesita hacer marketing adecuadamente y a todo esto, necesita ser capaz de tener una inversión para mantener todo esto.

Ante la imposibilidad de ello el dueño del restaurante recurre a una plataforma, es divertido vender por internet sin tener que hacer nada. Tan sólo una comisión entre el 15 y 30% y despreocuparse de todo. A cambio de todo lo demás puede parecer hasta poco.


¿Dónde está el problema?.
El problema empieza a aparecer cuando el restaurante además de la alta comisión empieza a comprobar que sus clientes se han convertido en clientes de la plataforma, en estos momentos lo que era divertido empieza a generarle dependencia. Lo que antes era 5 ahora es 50, y cuando quiere desactivar esta rueda ya es demasiado tarde.

Un día cualquiera, el dueño del restaurante se da cuenta que alguien le llama para decirle que un cliente suyo ha reclamado que el pedido ha llegado tarde, intenta llamar al cliente y no puede, ¿pero si antes era mi cliente?¿no puedo llamarle directamente?, la única manera de dar explicaciones es a alguien que habla en nombre de un cliente que antes era suyo y ahora está de intermediario.

Esto vuelve a suceder más veces, a veces las altas comisiones, o el cobro tardío de sus ventas, hacen que el restaurante se retrase en sus pagos y obligaciones. Ese día es cuando por primera vez se promete nunca más trabajar con plataformas.


¿Dónde está el problema?
Pasan y pasan las semanas y el dueño del restaurante no para de acordarse de aquel día que prometió no trabajar nunca más con una plataforma, sin embargo en la situación que se encuentra no puede hacerlo.

La idea de ser LIBRE E INDEPENDIENTE de repente un día ya fue completamente una utopía, el restaurante tiene un dueño mucho más grande que un jefe. Un dueño llamado PLATAFORMA.

Muchos de estos restaurantes acaban su actividad o el que intenta sobrevivir y sobrevivir muchas veces acaba arruinado.

Si quieres saber sobre cómo vender más, y gastar menos o NO NECESITAR plataformas recibe nuestro el Ebook, "Guía definitiva para LLENAR tu restaurante" (en estos momentos gratis).